miércoles, 14 de noviembre de 2018

VACUNACIÓN EN PEDIATRÍA


Las vacunas son preparados biológicos que sirven para prevenir enfermedades infecciosas mediante la activación de nuestro cuerpo para que desarrolle defensas específicas contra esas enfermedades. Las vacunas son capaces de hacer aprender a nuestro sistema inmunológico a saber defenderse. Gracias al calendario vacunal establecido en todas las comunidades autónomas de nuestro país se ha conseguido erradicar muchas enfermedades que eran causante de la muerte en los niños o de graves secuelas derivadas de dichas enfermedades.

1.- ¿Qué son las vacunas?

Son sustancias que se administran a las personas sanas para estimular la producción de defensas (inmunidad) contra un germen determinado, sin los peligros que supone la infección natural. Contienen partes del germen, o sustancias similares producidas en laboratorio, que han sido tratadas para que estimulen la producción de inmunidad sin producir la enfermedad.

2.- ¿Qué contienen?

El componente principal, que se llama antígeno, es esa sustancia capaz de estimular nuestro sistema inmune para producir la defensa específica contra el germen. 
 
Además, las vacunas también contienen:

• Conservantes: para prevenir la contaminación de las vacunas.
• Estabilizantes: evitan la degradación durante su almacenamiento.
• Adyuvantes: sustancia que al incorporarse a la vacuna acelera, potencia y prolonga la respuesta de la inmunidad. 
 
3.-Tipos de vacunas: 
 
a) Según el germen: víricas, bacterianas. 
 
b) Según el estado del germen: vacunas de gérmenes vivos ó atenuadas (el germen se ha debilitado en el laboratorio para que pierdan su capacidad de producir enfermedad) y vacunas de gérmenes muertos ó inactivadas (el germen está muerto, incapaz de producir infección).

c) Asimismo, todas ellas pueden estar formadas por el germen entero, ó una parte del mismo.

4.-¿Cómo actúan?

Para defendernos de los gérmenes, nuestro cuerpo ha desarrollado el llamado Sistema Inmune, que es el conjunto de defensas que tenemos. Las vacunas imitan la capacidad natural de los gérmenes de activar nuestro sistema inmunitario, de tal manera que sin necesidad de enfermar nuestro cuerpo produce defensas específicas contra ese germen.

Según el tipo de vacuna, esta inmunidad nos protegerá un tiempo determinado. Así, las vacunas atenuadas suelen producir inmunidad duradera o prolongada, en algún caso de por vida, mientras que las inactivadas producen una respuesta menos duradera por lo que requieren administración de dosis sucesivas (dosis de refuerzo) a lo largo de la vida.

Además de proteger a cada persona, las vacunas tienen un efecto adicional que se llama inmunidad de grupo. Cuando vacunamos a muchas personas en una población hay un gran número de personas protegidas contra la enfermedad. Esto evita que ese germen circule de persona a persona, y así impide que personas que no se hayan vacunado por alguna razón, puedan enfermar. Por ejemplo, los niños pequeños que aún no tienen la edad para recibir ciertas vacunas, o personas que no se pueden vacunar por padecer ciertas enfermedades. Por tanto, al vacunar a nuestros hijos también estamos protegiendo a otros niños. Este beneficio será tanto mayor cuanto mayor número de vacunados haya en una población.

5.-Beneficios de las vacunas: 
 
Todas las vacunas que se recomiendan en los calendarios de vacunación infantil son seguras. Decir que una vacuna es segura significa que los beneficios que ésta aporta son muy superiores a los riesgos, que en la mayoría de los casos son reacciones leves y pasajeras. El gran beneficio de las vacunas es evitar que padezcamos enfermedades potencialmente graves con importantes secuelas muchas de ellas, frente a reacciones adversas tolerables de las vacunas.

Las vacunas, como cualquier medicamento, precisan cumplir unos requisitos muy estrictos por parte de las autoridades sanitarias antes de ser comercializadas. Este proceso de aprobación comprende un complejo ciclo de varias etapas, en las cuales se comprueba su seguridad, los efectos secundarios, su capacidad de proteger respecto a la enfermedad que se quiere prevenir, etc. Todos estos ensayos clínicos duran años antes de que se apruebe su comercialización. Además, también se vigila la evolución de la enfermedad que se previene, de esa manera se pueden adaptar los calendarios vacunales a la situación de cada enfermedad en cada momento.

6.-Efectos adversos de las vacunas:

Aunque las vacunas actuales son en general muy bien toleradas, no están exentas de reacciones adversas, tanto locales (en el lugar de inyección) como generales (síntomas no relacionados con el lugar de inyección), que en muy raras ocasiones, especialmente cuando son debidas a hipersensibilidad (alergia) a algún componente, pueden revestir gravedad.

a) Reacciones adversas locales: fundamentalmente enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección, contrariamente a lo que es creencia generalizada, son más frecuentes a medida que el niño va haciéndose mayor, al depender de la cantidad de anticuerpos en sangre (más altos con las dosis sucesivas de algunas vacunas, especialmente antidiftérica y antitetánica). Su aparición no está relacionada con la presencia o ausencia de historia previa de reacciones adversas con la misma vacuna. El hecho de no haber hecho reacciones a dosis anteriores no supone que en la próxima dosis de la misma u otras vacunas no las pueda presentar.

b) Reacciones adversas generales
 
-Fiebre: La fiebre es un efecto adverso que puede observarse con cualquier vacuna. Suele ser de aparición en las primeras 48 horas después de la vacunación, con excepción de la fiebre relacionada con la vacuna triple vírica (sarampión, rubeola y paperas), en la que aparece entre los 5-12 días después de la administración, y de la vacuna contra la varicela, en la que lo hace a los 14-21 días. Su duración suele ser de un máximo de 48 horas. La fiebre como efecto adverso de la vacunación suele ser bien tolerada en niños y raramente requiere de intervención.

-Síncope post vacunal (síncope vaso vagal, lipotimia, desmayo, desvanecimiento): Es un cuadro de mareo e hipotensión de aparición más frecuente en adolescentes de sexo femenino, y aunque genera una gran preocupación no tiene gravedad ni relación con reacciones de alergia. Suele aparecer en el momento de la vacunación o inmediata después,o a los pocos minutos de la misma, generalmente en los 30 primeros minutos. En caso de síncope el paciente debe reclinarse con las piernas elevadas para favorecer el retorno venoso hasta la desaparición de los síntomas. Este episodio no contraindica sucesivas dosis de vacunación, pero obliga preventivamente que el paciente esté sentado unos minutos cuando reciba vacunas, pinchazos, curas, analíticas, etc.

c) Anafilaxia: Muy raras (1-3 casos x 1.000.000 de dosis administradas), las reacciones graves por hipersensibilidad a algún componente de la vacuna (anafilaxia) pueden poner en peligro la vida del niño si no se reconocen y tratan inmediatamente. Si su hijo tiene alguna alergia, antes de recibir ninguna vacuna debe comunicarlo al profesional sanitario. Síntomas a reconocer: Inicio agudo de síntomas cutáneos, como habones o urticaria (presentes en el 80% de casos) asociados a síntomas generales (respiratorios o circulatorios), que en la infancia pueden ir acompañados frecuentemente de síntomas digestivos (dolor abdominal, vómitos, diarrea), que son un marcador de gravedad

7.-Autenticas contraindicaciones:

Las contraindicaciones están en relación con las situaciones particulares del receptor, y es muy importante que siempre valoremos de forma individualizada el beneficio-riesgo que supone la administración de una vacuna. Una vacuna está contraindicada cuando el riesgo de complicaciones o el riesgo de desarrollar efectos adversos es mayor que los beneficios que produce la vacuna; o bien cuando por la edad o estado del paciente se prevea una respuesta inmunológica escasa o nula. Ante una contraindicación bajo ningún concepto deberemos administrar una vacuna, por el elevado riesgo que pueda producir una reacción adversa grave. En cambio, en caso de una precaución el riesgo de una reacción adversa es menor y se puede considerar la administración en función de la valoración que hagamos de la relación beneficio-riesgo.

Las contraindicaciones pueden ser:

a) absolutas o permanentes
 
-La reacción anafiláctica grave a una dosis previa o a algún componente de la vacuna, es una contraindicación permanente para cualquier vacuna que contenga esos componentes. Los productos más alergénicos que pueden formar parte de las vacunas son los antibióticos (neomicina), las proteínas del huevo, las gelatinas (triple vírica y varicela) y en menos ocasiones la levadura (hepatitis B). 
 
-La presencia de encefalopatía aguda (enfermedad neurológica aguda grave con convulsiones prolongadas y/o pérdida de conciencia y/o signos focales que no son debidos a otra causa identificada), en los siete días posteriores a la administración de una dosis de la vacuna contra tos ferina, contraindica las dosis posteriores de cualquier vacuna que la contenga. 
 
b) relativas o temporales: La gran mayoría.

-Edad de administración. Es muy importante respetar la edad mínima de administración. La edad del receptor puede considerarse una contraindicación. 
 
-Embarazo: Como norma general las vacunas de virus vivos están contraindicadas en el embarazo por el riesgo teórico potencial de provocar lesiones en el feto, a excepción de la polio oral y de la antitifoidea oral. Las vacunas de virus muertos o inactivados en general sí pueden administrarse durante el embarazo sin problemas ya que no existe evidencia de provocar riesgos derivados de la vacunación, pero en algún caso no se aplican porque en algunas no existen estudios que muestren su seguridad en embarazadas. La vacuna antitetánica (a partir del segundo trimestre) la antigripal (en cualquier momento del embarazo) y la vacuna frente a la hepatitis B se aplican frecuentemente en el embarazo.)

-Inmunodeficiencias.: Las vacunas de virus vivos por norma general están contraindicadas en personas con inmunodeficiencias. 
 
-Enfermedad aguda: En el caso de las infecciones agudas, moderadas o graves las vacunas no deben administrarse mientras dure ese proceso. Fiebre muy elevada, crisis asmática grave, cardiopatía o nefropatía descompensadas, etc.

CALENDARIO VACUNAL EN ARAGÓN:



lunes, 29 de octubre de 2018

RADIACIÓN EN MEDICINA



Hoy en día todos hemos oído hablar de radiación y, de hecho, está presente en nuestra vida, desde la que emite el sol hasta la que recibimos al hacernos una radiografía de tórax.

Pero ¿cuánto sabemos realmente de la radiación? Este artículo pretende ser una guía breve de referencia sobre aspectos básicos de la radiación, sin profundizar en los aspectos más técnicos y teóricos de la misma.

Concepto de radiación electromágnética.
Cuando hablamos de radiación generalmente nos referimos a radiaciones ionizantes, pero como aspecto más amplio tenemos el concepto radiación electromagnética que es una combinación de campos magnéticos y eléctricos oscilantes que se propagan por el espacio, aunque también hay radiación que se produce por emisión de partículas, que se producen porque los núcleos de ciertos átomos son inestables y, tienden a transformarse en otros núcleos más estables, dando lugar, a dicha emisión.

Estas transformaciones (llamadas también desintegraciones) se caracterizan por la emisión de partículas o energía y este fenómeno se conoce con el nombre de radiactividad.

Ahora bien, a pesar de que todas las radiaciones en esencia son lo mismo, sus efectos pueden ser muy distintos. Para el caso que nos ocupa, nos interesa su longitud de onda.

La longitud de onda de cualquier onda, es la distancia entre dos periodos de oscilación máximos, lo que se traduce en la distancia que recorre la onda en un periodo de tiempo y también nos da una medida de la capacidad de penetración de dicha onda, así como de su alcance. De tal forma que, a mayor longitud de onda, más distancia son capaces de recorrer las ondas y menor capacidad de penetración tienen.

Atendiendo a su longitud de onda, podemos ordenar las ondas electromagnéticas en lo que se conoce como el espectro electromagnético.

Como se puede observar en dicho espectro están desde las ondas de radio hasta los rayos gamma, pasando por la luz visible, que sería por ejemplo la luz de una bombilla o una parte de la radiación que el sol nos manda.

Tipos de radiación electromágnética.

Éstas radiaciones, atendiendo a su longitud de onda pueden ser de dos tipos: No ionizantes e ionizantes.

Las radiaciones no ionizantes se caracterizan por tener una gran longitud de onda y por tanto ser capaces de recorrer grandes distancias y en cambio por tener una capacidad de penetración muy pequeña. Ejemplos típicos son las ondas de radio, las microondas, los infrarrojos y la luz visible.

Las radiaciones ionizantes se caracterizan por tener longitudes de onda más cortas, por lo que la distancia a la que llegan es menor, pero poseen mucha mayor frecuencia, por lo que su capacidad de penetración es inmensa. Ahí tenemos la radiación X, la radiación gamma, y la radiación cósmica.

Como inciso, hay que tener en cuenta que la distancia depende también de la intensidad, a pesar de que la luz del sol y de una bombilla son similares en longitud de onda, la luz del sol tiene muchísima más intensidad y por eso nos llega desde tan lejos.

La radiación, cuando penetra en la materia (la que puede hacerlo), y sobre todo en el caso de partículas cargadas (alfa, protones, fragmentos de fisión y electrones fundamentalmente), suele arrancar electrones de la corteza de los átomos circundantes dando lugar a un proceso que se conoce con el nombre de ionización.

La radiación tanto gamma como los rayos X, interaccionan con mecanismos más complejos pero que también producen finalmente pérdida de electrones en los átomos circundantes. Los neutrones, que son partículas neutras (sin carga eléctrica) que se producen en determinados procesos, interaccionan con la materia mediante reacciones nucleares que pueden dan lugar, a su vez, a partículas cargadas y fotones.

El final, sea cual sea el tipo de radiación, da lugar a partículas cargadas, por lo que el mecanismo fundamental de interacción con la materia es el de ionización. Esta es la razón por la que estas radiaciones se conocen con el nombre de radiaciones ionizantes.

En el caso de que la materia sea tejido biológico con un alto contenido de agua (como el cuerpo humano), la ionización de las moléculas de agua puede dar lugar a los llamados radicales libres; que presentan una gran reactividad química, suficiente para alterar moléculas importantes que forman parte de los tejidos de los seres vivos. Entre esas alteraciones pueden incluirse los cambios químicos en el ADN, la molécula orgánica básica que forma parte de las células de nuestro cuerpo. Estos cambios pueden dar lugar a la aparición de efectos biológicos, incluyendo el desarrollo anormal de las células y el posterior desarrollo de cáncer.

Como se puede ver en el espectro electromagnético la primera onda que tiene potencial de ionización es una parte de la radiación ultravioleta. Lo que significa que las ondas con mayor longitud de onda que esta no tienen capacidad de ionizar. Dicho de otra forma, la luz de una bombilla, los infrarrojos, las microondas (como las del microondas de casa) y las ondas de radio no tienen la capacidad de provocar cáncer a ningún ser vivo, porque no tienen frecuencias capaces de penetrar en el cuerpo.

Como ejemplo práctico fíjese que la luz del sol (entre la que hay ultravioleta del final del espectro, y que es la primera que puede penetrar, aunque lo hace muy poco) tan solo produce cáncer en la piel, porque no tiene capacidad de penetrar hasta los tejidos profundos.

Fuentes de radiación.

No debemos pensar, que tan solo hay fuentes artificiales de radiación. Hay una radiación a la que llamamos, radiación de fondo.

Se llama radiación de fondo a la que existe en el medio ambiente de forma natural, a cuyos efectos estamos sometidos todos los seres del planeta. Tiene dos orígenes diferentes:

Fuentes externas: Incluye la radiación cósmica, procedente del sol y otras fuentes espaciales, junto con la radiación terrestre, que procede de sustancias radiactivas que se hallan en la Tierra y de algunos materiales usados en la construcción. Cuando escalamos montañas o viajamos en avión recibimos más cantidad de radiación cósmica que cuando estamos a nivel del mar.

Fuentes internas: Son las sustancias radiactivas naturales que incorporamos a nuestro organismo. Nacemos con algunas de ellas y otras se van depositando en nuestro cuerpo a partir de los alimentos, del agua que bebemos y del aire que respiramos.

La existencia de estas fuentes de radiación hace que las personas reciban una cierta dosis de radiación, que varía de unos lugares a otros del planeta. En España el valor medio es de 2,4 mSv /año. Que es el valor que utilizaremos como referencia posteriormente para valorar si una fuente de radiación es mucha o poca.

Efectos de la radiación y daño.

Ahora surge una duda, esta radiación ¿cuánto daño hace?, pues depende básicamente de dos cosas: de la dosis recibida en un espacio de tiempo y del tejido que la recibe, pues distintos tejidos absorben radiación de formas diferentes.

Los efectos biológicos que tiene la radiación se miden en una unidad llamada Sievert. Pero dado que 1 Sievert (Sv) es una cantidad muy grande para el cuerpo (una exposición a un Sievert provoca hemorragias por daño en los tejidos y 20 matan a un ser humano en días) en medicina se usa el milisievert, mil veces menor.

Una radiografía de tórax somete el cuerpo a una radiación de 0,1 mSv. Una radiografía de abdomen 8 mSv. Una radiografía de columna cervical. Una radiografía de manos o piernas 0.001 mSv.
Un TC de tórax son 7 mSv, esto es 3 veces la radiación que se recibe en un año de forma normal. Un TC de abdomen 10 mSv. Un enema con bario 8 mSv. Tracto gastrointestinal con Bario 6 mSv. Un TC de cerebro 2 mSv.

Como se puede observar, en comparación con la radiación al año en España, varias pruebas radiológicas someten el cuerpo a una dosis de radiación nada despreciable, incluso algunas pruebas más específicas hacen que se reciba en una sesión, la dosis de 15 años de radiación natural.
Esto no significa que las pruebas médicas sean malas per se, sino que hay que valorar el riesgo/beneficio de hacerlas y que siempre, deben estar indicadas por un médico.

Ahora bien, seguro que ud a oído a alguien, o incluso ud lo ha hecho alguna vez, quejarse de la negligencia de un médico por no hacerle un scanner (TC) de cráneo a su hijo cuando se ha dado un golpe en la cabeza, incluso ”fui a urgencias por un dolor de tripa y ni una radiografía me hicieron”, entiendo que esta demanda por parte de la población de pruebas de imagen es debido al desconocimiento de los riesgos que entrañan las mismas.

De modo que, le pido a modo de favor personal, que si alguna vez, tras leerse este breve artículo, conoce a alguien que diga esto. Le haga saber que muy posiblemente al no hacer este tipo de pruebas sin indicación le está aportando un beneficio.

Piense que todas esas pruebas, cuando no están indicadas, le pueden hacer mucho daño a largo plazo.

- Dr. Carlos Hammons.

viernes, 21 de septiembre de 2018

VIOLENCIA DE GÉNERO



La violencia de género es todo acto de violencia sexista que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psíquico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada.

Este tipo de violencia puede causar efectos demoledores en las víctimas.

- a nivel FÍSICO: pueden producirse lesiones serias que pueden llevar a la incapacitación, al coma o incluso a la muerte.

- a nivel PSICOLÓGICO: es frecuente que las personas que sufren violencia de género no sean capaces de denunciar, generalmente debido al miedo de posibles repercusiones para ellas o sus seres queridos, incredulidad o creencia de que no van a ser apoyadas.

Es frecuente que las víctimas se sientan culpables o responsables de la situación o que teman producir dolor en otras personas (por ejemplo: hijos). Hay veces que según la educación recibida o el tiempo que la víctima haya podido ser manipulada, se puede llegar a pensar que se trata de una conducta normal y/o que se sientan merecedoras de ella.

CONFUSIONES EN LA SOCIEDAD:
violencia de género NO ES IGUAL A
violencia machista o contra la mujer

Aunque la violencia más frecuente es la ejercida por un hombre hacia la mujer en nuestra sociedad; también existen:

a) violencia en las parejas del mismo sexo.

b) varones que sufren este tipo de violencia por parte de sus parejas.

CAUSAS

- La actuación de la parte agresora es debido a un deseo de poder y dominación. Suele haber detrás de ello sentimientos de inseguridad y poca autoestima que se intentan suplir a través de la dominación de quien el individuo considera inferior o incapaz de hacerle frente.
- Presencia de una autoestima exagerada: narcisista; que considera sus propios
derechos por encima del resto.
- Ausencia de empatía: es un fenómeno y/o una impulsividad no controlada que pueden facilitar la agresión.

TIPOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO:

VIOLENCIA FÍSICA: es todo aquel acto en que se inflige un daño físico a la víctima a través de la agresión directa (golpes, heridas, fracturas, arañazos). Este daño puede ser temporal o permanente.

VIOLENCIA PSICOLÓGICA: cuando la víctima se ve humillada, minusvalorada y atacada psicológicamente (humillaciones, amenazas, coacción). Puede ser un ataque directo y realizado activamente en forma de insultos y vejaciones o bien de forma pasiva, desvalorizando a la pareja sin que ésta considere que está sufriendo el ataque. Se puede considerar que en casi el 100% de los casos de violencia de género, independientemente de otros componentes, hay violencia de tipo psicológico.

*VIOLENCIA SEXUAL: es aquel tipo de violencia en que una persona se ve forzada o coaccionada para llevar a cabo una actividad de índole sexual en contra de su voluntad o bien en que la sexualidad es limitada o impuesta por otra persona (violaciones dentro de la pareja, prostitución forzada, forzar la concepción o el aborto, mutilaciones genitales, acoso sexual o tocamientos indeseados). Por tanto, no tiene que haber penetración propiamente dicha para decir que ha habido violencia sexual.

*VIOLENCIA ECONÓMICA: se basa en la reducción y privación de recursos económicos a la pareja o su prole como medida de coacción, manipulación o con la intención de dañar su integridad; ó; el hecho de obligar a depender económicamente del agresor, impidiendo el acceso de la víctima al mercado laboral mediante amenaza, coacción o restricción física.

*VIOLENCIA PATRIMONIAL: usurpación o destrucción de objetos, bienes y propiedades de la persona víctima de violencia con intención de dominarla o producirle un daño psicológico. Muchas veces estos bienes son el fruto de décadas de trabajo y destruirlos es una manera de hacer ver que todos esos esfuerzos no han servido de nada.

*VIOLENCIA SOCIAL: se basa en la limitación, control y la inducción al aislamiento social de la persona. Se separa a la víctima de la familia y amigos, privándola del apoyo social y alejándola de su entorno habitual. Puede llegar a ponerse a la víctima en contra de su entorno, produciendo que o la víctima o el entorno decidan desvincularse.

*VIOLENCIA VICARIA: es cuando el agresor decide amenazar, agredir o incluso matar a los hijos de la pareja con el propósito de dañar a su parejo o ex-pareja
Por tanto este tipo de violencia también incluye el daño causado a los menores por la observación de malos tratos entre los progenitores.

Dra. Elena Rodríguez - Centro de Salud San José Norte

Recuerde que el número de atención a la mujer maltratada es el 016, y no deja rastro en la factura.

jueves, 7 de junio de 2018

VOLUNTADES ANTICIPADAS


¿En qué consiste el documento de voluntades anticipadas?
Es un documento escrito en el que una persona libre y consciente, expresa las instrucciones a seguir en un futuro con respecto a la asistencia sanitaria (tratamientos médicos y cuidados de salud), cuando no sea capaz de expresarse.

El documento puede ser modificado y revocado en cualquier momento mientras la persona implicada conserve la capacidad para tomar decisiones.

Es un derecho que tienen todos los ciudadanos independientemente de que sean atendidos en un centro sanitario público o privado de cualquier territorio del Estado, según reconoce la Ley Básica de Autonomía del Paciente.

¿Quién puede hacerlo?
Cualquier persona mayor de edad (18 años), no incapacitada judicialmente y que actúe libremente.
En Aragón también pueden otorgar el documento de voluntades anticipadas, los menores, mayores de 14 años, en los casos previstos en el artículo 21 de la Ley 13/2006, de 27 de diciembre, con la asistencia de uno de los padres que esté en ejercicio de la autoridad familiar o, en su defecto, del tutor.

¿Qué se puede expresar?
·         Opciones personales respecto a los momentos finales de la vida u otras situaciones de grave limitación física o psíquica.
·         Instrucciones y límites referidos a las actuaciones médicas.
·         Voluntad respecto a la donación de órganos.
·         Designación de representante para que ayude en la interpretación el documento.

¿Existen límites?
No se aplicarán voluntades que vayan contra la Ley, contra la buena práctica clínica y en aquellos supuestos no previstos por quien otorgó el documento.

¿Cómo se formaliza?
El documento se formaliza por escrito y existen tres opciones:
  • Ante dos testigos mayores de edad y con plena capacidad de obrar, de los cuales uno no puede tener relación de parentesco hasta segundo grado ni estar vinculado por relación patrimonial con el otorgante. 
  • En notaría (mediante acta notarial). No precisa testigos.
  • Ante el personal habilitado al efecto por el Departamento competente en materia de salud. 

¿Cuáles son los trámites?
1.      Formalizarlo por escrito, de cualquiera de las tres opciones descritas en el apartado anterior.
2.      Entregando en D.N.I (original o copia compulsada), de todas las personas intervinientes en el Documento: el otorgante, los representantes (si los hubiere) y los dos testigos o la persona habilitada por el Departamento competente en materia de salud.
3.      Documento de identificación personal (DNI/NIE/Pasaporte) del declarante.

¿Qué es el Registro de Voluntades Anticipadas?
El Departamento de Sanidad dispone de un registro donde los documentos de voluntades anticipadas quedan registrados y disponibles para ser consultados por los profesionales sanitarios que le atiendan en el final de su vida y puedan conocer así su voluntad.

Aspectos a tener en cuenta
  • Comente con su familia más próxima y/o con su representante sus decisiones finales.
  • Tenga en cuenta que, aunque usted lo manifieste de forma verbal o por escrito, no se pueden realizar actuaciones en contra de la ley.
  • Consulte el posible contenido del documento de voluntades anticipadas a su médico de a atención primaria, donde mejor le podrán asesorar sobre la evolución de su enfermedad y de las consecuencias de tomar una u otra decisión.
  • Registrar el documento tras haberlo meditado y consultado, para que sea reconocido en el futuro.

¿Dónde puedo recibir  más información?
  • En mi centro de salud o en los servicios de atención al usuario de los centros sanitarios del sistema de salud de Aragón.
  • En la dirección general de derechos y garantías de los usuarios. Departamento de Sanidad, vía universitas 36, cuarta planta, 50017,Zaragoza.
  • En www.saludinforma.es

¿Qué ocurre si dispone de documento de voluntades anticipadas pero no está inscrito en el Registro?
Si se dispone de dicho documento, usted, sus familiares o su representante legal deberán entregar dicho documento en el centro sanitario donde sea atendido para que se incorpore a su historia clínica.

 ¿Quién puede tener acceso a sus voluntades anticipadas?
 La persona que establezca sus voluntades anticipadas puede expresar en las mismas quién quiere que tenga acceso a conocerlas y en qué condiciones.

¿Cómo se actúa en situaciones no contempladas en el documento?
En el caso de situaciones clínicas no contempladas en el documento de voluntades anticipadas, la persona representante deberá tener en cuenta sus valores u opciones vitales con el fin de presumir la voluntad que tendría el paciente si estuviese en capacidad de decidir.



Normativa aplicable

Otras observaciones
Se requiere cita previa para iniciar el trámite en la Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuario. Esta cita se puede solicitar a través del portal saludinforma.es o llamando a los teléfonos 902555321, 976713431.

Solicitud de inscripción en el Registro de Voluntades Anticipadas
(copiar y pegar el siguiente link en el buscador):

¿Cómo se inscribe el documento de Voluntades Anticipadas en el Registro?
Presencialmente con cita para voluntades anticipadas
  1. Departamento de Sanidad
    • Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios.
    • Registro de Voluntades Anticipadas 4ª planta
    • Vía Univérsitas, 36
    • Zaragoza
    • Teléfono: 976 713 431
Para ello, debe solicitar cita en SaludInforma o llamando al teléfono 902555321.
  1. En los servicios de Atención al Usuario de cualquier centro sanitario.
  2. En los centros de salud.
  3. En los Servicios Provinciales del Departamento de Sanidad de Zaragoza, Huesca o Teruel.
Por correo postal
    • Registro de Voluntades Anticipadas.
    • Departamento de Sanidad
    • Dirección General de Derechos y Garantías de los Usuarios, 4ª planta, Vía Univérsitas, 36, 50017, Zaragoza

Dra. Laura Pastor Pou - Centro de Salud San José Norte

jueves, 24 de mayo de 2018

FACTORES DE RIESGO CARDIOVASCULAR

Las enfermedades vasculares constituyen un problema de salud pública prioritario en España, al ser responsables de la pérdida de muchos años potenciales de vida y representar una gran carga económica para el sistema de salud. Existen muchas probabilidades de que usted tenga que prestar atención a lo que tenemos que decirle, porque puede estar expuesto a factores de riesgo cardiovascular. 

No deje de leer, se lo ruego. Es una de las pocas ocasiones en las que hay que tener claro que su bienestar depende de ello.

CONCEPTOS

En nuestro país, las enfermedades vasculares (aquellas que consisten en daños a arterias, venas y pequeños vasos sanguíneos, generalmente por procesos ateroscleróticos) son un problema de salud de desarrollo lento pero muy importante porque empeoran las condiciones de la vida de quienes las padecen, hasta el punto de producir dependencia e incluso incapacidad, y también porque la acortan. 

Las consecuencias más importantes de los factores de riesgo cardiovascular son, probablemente, el INFARTO AGUDO DE MIOCARDIO y sus variedades, junto con la ENFERMEDAD VASCULAR CEREBRAL, la ENFERMEDAD CORONARIA, la ARTERIOPATÍA PERIFÉRICA o la INSUFICIENCIA CARDÍACA. En el momento de presentarse estos desenlaces, la enfermedad cardiovascular suele estar avanzada. Incluso hoy, con todos los avances disponibles, sigue siendo la causa de muerte prematura más frecuente en Europa; por otro lado, la mayoría de los casos se producen en países en desarrollo y la mortalidad en nuestro continente se ha reducido durante las pasadas décadas. 

Se ha observado que muchas personas que las padecen se han expuesto a ciertos factores de riesgo. Esos factores de riesgo y el impacto que tienen sobre la salud de una persona pueden ser estudiados mediante ciertas pruebas diagnósticas, o tan sólo con un estudio de los síntomas que pueden producir conforme avanza la enfermedad cardiovascular. 

La llamada PREVENCIÓN PRIMARIA es una de las estrategias más importantes para intentar reducir la incidencia de esta enfermedad y se fundamenta en dos estrategias básicas y complementarias: 
  • una es poblacional, de promoción de la salud y de aquellos estilos de vida, factores ambientales, sociales y económicos que favorecen la salud y disminuyen la presentación de la enfermedad. Gobiernos, asociaciones, industrias y comunidades científicas influyen a través de leyes, reglamentos de seguridad, movilizaciones o concienciación divulgativa ciudadana para animar a todas las partes implicadas a crear un ambiente más sano para la población general.
  • otra es individual, dirigida a reducir los factores de riesgo en aquellos individuos en que están más elevados. Esta es la prevención que se realiza en la consulta de su Centro de Salud. 
Para evitar sus peores consecuencias, o evitarlas por completo, existen varias medidas de prevención de las que toda la población puede verse beneficiada (vd. inclusive). Algunas son recomendaciones universales que pueden aplicarse a toda la población (vd. inclusive). Otras son recomendaciones que competen a su médico, de requerirlas sus pacientes (vd. inclusive) por presentar los factores de riesgo arriba mencionados, de los que hablaremos más adelante. Puede informarse de estas cuestiones a través de su médico o de su enfermera, si le quedan dudas una vez haya leído este documento.

El enfoque de estas recomendaciones dependerán de si sufre una enfermedad que ya le ha causado problemas perceptibles, si tiene varios factores de riesgo pero no ha manifestado síntomas, si tiene familiares de primer grado que sufrieron enfermedad cardiovascular a edades tempranas o si tiene factores de riesgo aislados. Haber padecido una enfermedad cardiovascular hace más probable que pueda terminar padeciendo otra, o la misma en otro momento, o un empeoramiento de la misma; sin embargo, cada una de las enfermedades se ve más facilitada por un tipo u otro de antecedente, y recoger todas las variaciones y variedades de riesgo sería un ejercicio ímprobo para autor (y lectoras), así que es preferible centrarnos en los que siguen. 

INTERVENIR EN EL RIESGO CARDIOVASCULAR 

Las enfermedades cardiovasculares en general se relacionan a hábitos de vida. Por ejemplo: 

  • fumar tabaco;
  • tomar comida poco sana;
  • falta de ejercicio y sedentarismo;
  • estrés psicosocial.

La Organización Mundial de la Salud estima que tres cuartas partes de las muertes por enfermedad cardiovascular podrían evitarse con cambios en los cuatro puntos referidos sobre estas líneas. Por ello, se han establecido las siguientes recomendaciones universales que toda la población puede controlar con el apoyo sanitario oportuno y que en todos los casos (el suyo inclusive) pueden retrasar o evitar la enfermedad cardiovascular y sus complicaciones: 

  • no fumar (cuanto antes se deje de fumar, menos riesgo y mejor bienestar se consiguen);
  • realizar esfuerzo físico adecuado (al menos cinco tandas de treinta minutos cada semana);
  • buenos hábitos dietéticos (consulte con su médico si tiene dudas al respecto); 
  • evitar la obesidad; 
  • controlar la tensión arterial;
  • mantener niveles normales de colesterol ("grasas") en sangre (es conveniente realizar analíticas anuales en una parte muy importante de la población de edad avanzada; consulte con su médico si tiene más de 50 años y algún otro factor de riesgo); 
  • mantener niveles normales de glucosa ("azúcar") en sangre (es conveniente realizar analíticas anuales en una parte muy importante de la población de edad avanzada; consulte con su médico si tiene más de 50 años y algún otro factor de riesgo); 
  • evitar el estrés excesivo. 

Los cuatro primeros puntos están al alcance de todo el mundo y aunque pueden presentar dificultades prácticas, la población general (vd. inclusive) puede beneficiarse de su control. 

Los cuatro últimos son aspectos más técnicos que deberían comentarse de forma regular con el personal sanitario de su Centro de Salud; la regularidad con la que serán necesarios nuevos controles depende de su caso, y la discierne su médico de Atención Primaria.

Es posible que su médico le recomiende que empiece a tomar medicación para controlar la tensión arterial por primera vez en muchos años considerándose que "tiene la tensión baja"; la tensión tiende a subir conforme el envejecimiento afecta a todo el organismo, es parte natural del desarrollo en muchos casos. Cuanto antes se trate, menos daño causará al cuerpo (corazón, cerebro...) No siempre ocurre; pero para detectar su incremento, que es un riesgo cardiovascular, cualquiera (vd. inclusive) se beneficiará a partir de cierta edad de controles regulares de la tensión con su enfermera o su médico. 

También puede ser que su médico le recomiende que tome medicación para reducir el nivel de colesterol "malo" en sangre; hay dos tipos de colesterol que suelen controlarse directamente en las analíticas de sangre, el colesterol "bueno" (o colesterol HDL, que protege contra problemas cardiovasculares cuanto más alto está) y el colesterol "malo" (o colesterol LDL; este es el colesterol que supone un riesgo, porque tiende a dañar las arterias). Si el colesterol "malo" es demasiado alto, tendrá que recibir tratamiento para reducir el nivel de colesterol y se recomienda iniciar una dieta de control (véase más abajo). 

Los niveles de azúcar deben controlarse regularmente para garantizar que el organismo todavía puede gestionar correctamente la cantidad de glucosa en la sangre. Al igual que el colesterol LDL, la glucosa tiende a causar daños en los vasos sanguíneos, pero sobre todo en los vasos pequeños; problemas de visión, cerebrales o en extremidades, entre otros, pueden producirse y agravarse si no se controlan las cifras de glucemia, sobre todo a partir de ciertas edades. El envejecimiento afecta a casi todo el mundo en este sentido, agotando al órgano que se encarga de controlar los niveles de glucosa mediante la producción de insulina, el páncreas; hay veces que con una pastilla o dos se puede controlar bien, pero a veces es necesario inyectarse insulina diariamente. No tiene por qué ser su caso, pero la mayoría de las personas que desarrollan diabetes terminan necesitando cambios de medicación para apoyar a su páncreas. No se preocupe si es su caso; incluso en aquellas situaciones en las que no se controla con facilidad la glucemia con medicación básica, su médico le ayudará a evitar los riesgos cardiovasculares incidiendo en otros factores de riesgo y en este mismo, en la medida en que sea posible.

En cuanto al estrés, es parte inevitable de la vida y depende casi enteramente de cómo la vive cada cual; sin embargo, si este estrés le resulta intolerable en su vida diaria, quizá sea necesario replantearse su actitud vital o sus actividades cotidianas. Si ni tan siquiera eso reduce su nivel de estrés (particularmente en el caso de notar dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones...) quizá sea conveniente comentarlo con su médico. 

Estos factores no son los únicos a tener en cuenta. Ciertas pruebas médicas también modifican el pronóstico propio de su enfermedad y algunos síntomas o antecedentes familiares y personales incrementan más el riesgo; del mismo modo, tener más de un factor de riesgo incrementa más todavía el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular de lo que lo incrementarían por separado. Se deben tener en cuenta todos los factores de riesgo en este sentido.

PUNTOS IMPORTANTES: 

Les instamos a recordar estos puntos de repaso y a considerarlos si algún día tienen frente a sí una elección entre evitar el riesgo cardiovascular o seguir escogiendo un riesgo cardiovascular: 

· La enfermedad cardiovascular, particularmente la enfermedad de arterias coronarias (del corazón), es la causa de muerte prematura más frecuente a nivel mundial.

· La muerte por enfermedad cardiovascular es igual de frecuente en ambos sexos a partir de los 75 años, la edad a la que más se produce, en Europa.

· La muerte por enfermedad cardiovascular se produce a edades cada vez más tardías en nuestro ambiente. 

· La muerte no es siempre un desenlace inmedianto; muchas veces, se producen complicaciones o enfermedades que no resultan en la muerte pero sí empeoran la calidad de vida.

· La prevención FUNCIONA; las estadísticas han demostrado que cambiar los riesgos que dependen de los hábitos es incluso más efectivo que el uso de tratamientos mejorados. 

· El esfuerzo por prevenir debería ser constante, desde el nacimiento hasta la edad avanzada.

· Combinando estrategias que afecten a la población en general y a las personas con alto riesgo cardiovascular en particular se obtienen mejores resultados; es preferible aplicar ambas. 

Confiamos en que este documento les haya animado a vigilar y mejorar su estado de salud; es un esfuerzo permanente y exige compromiso y fuerza de voluntad, pero permitirá que vivan más y mejor (vd. incluido). 

Un saludo.

Dr. Javier López Coscojuela